Matías Rojo, la mirada del cine

Entre libretas desordenadas, anotaciones caóticas y el armado de nuevos proyectos, Matías Rojo nos abre las puertas de su casa para contarnos sobre el mundo del cine en este tiempo de pandemia.

“Es un momento donde lo hogareño se ha ido apoderando de todo” comienza diciendo el reconocido Director de cine mendocino. En esta etapa de cuarentena se encuentra en la “relectura de guiones, corrección, apuntes y exploración de referencias para lo que espero sean próximas películas”. En la nota una síntesis de su mirada sobre el cine hoy.

SDCH: ¿Qué significa “hacer cine independiente”?

MR: Tiene muchas interpretaciones posibles, según el obstáculo que se enfrente. La dependencia puede ser de los grandes capitales, como en el inicio del término, o del Estado, o de las modas festivaleras del momento. Para mi es contar lo que se quiere con honestidad, autenticidad y teniendo la audacia de encontrar los medios para hacerlo de la mejor manera. Ya con eso si en el camino te financia el Estado, una tía o nadie, no tiene mayor relevancia. 

SDCH: ¿Va a cambiar la manera de mirar cine?

MR: Ya está pasando, lo estamos transitando. No imagino cuándo volverán a abrir las salas de cine. Incluso si abrieran el miedo a la circulación del virus en esos espacios puede persistir. A su vez se han liberado y abierto a libre circulación una cantidad enorme de contenidos audiovisuales. Tampoco imagino cuando se podrá volver a iniciar un rodaje, y cómo puede cambiar la manera de filmar. Por lo pronto, en un mundo sin salas, el Instituto de Cine posibilitó que películas argentinas de las denominadas chicas se estrenen en la plataforma y en el canal de cable CineAr. Esto es un cambio que se preveía, pero que las circunstancias lo adelantaron abruptamente. La visualización por streaming nos cambió la manera de ver y elegir. 

SDCH: ¿De dónde nace la “inspiración”?

MR: Andando por ahí. En la observación y en la escucha. Espío mensajes de texto de desconocidos en el micro, escucho charlas ajenas en el supermercado. En este momento de aislamiento y distancia social está complicado el método. También de las preguntas que te vas haciendo en tu vida. 

SDCH: ¿Tenés alguna influencia en particular? 

MR: Me parece que sin querer las películas que vi en la infancia, en los ‘80, tienen mucho que ver con lo que me gusta hacer. Son imágenes, sensaciones, que se quedaron ahí para siempre en un lugar especial. Después hay otras más buscadas, de cara a cada proyecto activo el radar alrededor de los temas o las estéticas que estoy trabajando. Así pueden aparecer las atmósferas de los cuadros de Turner en Algunos días sin música, el Afrobeat y la música negra en Mudanza, lo cotidiano de August Sanders, y a Truffaut le hago micro plagios continuos y evidentes. La última muestra de artes visuales que me impresionó fue de David Hockney. Ahora estoy intrigado por el trabajo de observación de Sergei Dvortsevoy y me quedo ratos concentrado en Muchacha Dormida de Vermeer. En Mudanza incorporamos Simetría de Ases Falsos, que es una escucha recurrente. 

SDCH: ¿Qué hay de vos en tus historias? 

MR: Un poco, casi nada, casi todo. Quizá el cine sea el pliegue entre lo vivido y lo inventado. Entre los detalles que me gustan están los juegos en la forma de hablar, gestos, encuadres que se repiten. Pero lo más transparente es la cámara a la altura de los ojos de los personajes, tratando de acercar el espectador. 

SDCH: ¿Cómo te definirías?

MR: Libre de Covid-19, padre, compañero y doméstico. Hace poco para un trámite con mucho pudor y pulso tembloroso me animé a completar en el apartado profesión: Director.  

SDCH: Nos recomendas 3 series / 3 películas para ver en estos tiempos de cambio…

MR: La serie que más he disfrutado de las últimas que ví es Fleabag, la temporada 2 acaricia la perfección. Me sorprende que Years and Years en enero cuando la vi era futurista y distópica, pero ahora en mayo parece costumbrismo. ¿Quién festejaba antes los cumpleaños por Zoom? Yo ya fui a cinco. Otra serie que he tenido muy presente estos días es Utopia, serie inglesa del 2013, sobre un complot paranoico alrededor de un comic y laboratorios, y una gripe y vacunas y barbijos y todo eso. Bonus track: la serie Alta Fidelidad está piola y tiene una banda de sonido increíble. En cine El otro lado de la esperanza de Aki Kaurismaki, es una buena dosis de humanismo nostálgico para estos días. Para las víctimas de la espera, Zama de Lucrecia Martel y entregarse por completo a la experiencia. The Lighthouse de Robert Eggers es apropiada para estos días otoñales.  Y si estas no se las encuentra, Uncut Gems está en Netflix y es con Adam Sandler. Historia de un matrimonio seguramente ya la vieron en la primera semana de cuarentena cuando pensaban en separarse y la película les convenció de no hacerlo.

Filmografía de Matías Rojo

*Algunos días sin música disponible en CineAr Play

*Mamut disponible en Acequia onDemand

*Mudanza disponible en Vimeo (link en bio IG @anioluz)

 

PH: Chimi Rios / Camila Flores / Juan Landreau

Comentarios

Artículos relacionados

Camden y Amorá fueron los ganadores del “Semillero” del Mendoza Plaza Shopping

Semillero, el concurso creado por el Mendoza Plaza Shopping para ofrecer a diseñadores emergentes mendocinos una plataforma para mostrar sus creaciones, eligió ayer a...

Puna en el primer concierto de música electrónica en el Teatro Independencia

Puna, el proyecto electrónico formado por Gato Ficcardi y Daniel Vinderman se presentará en el Teatro Independencia. Será el primer concierto de música electrónica...

Llega una nueva edición del concurso Semillero MFW de Mendoza Plaza Shopping

El Mendoza Plaza Shopping abrió la convocatoria para la sexta edición de Semillero, el concurso que convoca a diseñadores de moda residentes en Mendoza...

Sociales

0SuscriptoresSuscribirte

Ultimas notas